¿Qué consecuencias tiene no tratar la apnea del sueño?

Las consecuencias de no tratar la apnea del sueño son varias y con distintos niveles de gravedad. Algunas de ellas son:

Dificultad de concentración
Dolores de cabeza
Cansancio diurno excesivo
Alteraciones del estado de ánimo, irritabilidad y depresión
Aumento del riesgo de sufrir problemas cardiovasculares
Aumento del riesgo de sufrir obesidad y diabetes